SB AEB 1000

www.calidadbilingue.es

 

Todos los centros educativos que ofrecen enseñanzas bilingües lo hacen como consecuencia de una clara voluntad y deseo de ofrecer a sus alumnos una mejor educación, más moderna, más útil.

Teniendo en cuenta que los resultados que obtiene un centro es la suma del trabajo individual y colectivo de todos sus miembros, el Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe pretende reconocer el trabajo, el esfuerzo y la dedicación de cuantos participan y colaboran en ofrecer este tipo de enseñanza.

Con el objetivo de medir, de valorar y de reconocer este trabajo, se crea el “Sello de Calidad Bilingüe” que, promovido por la Asociación Enseñanza Bilingüe, constituye un reconocimiento tanto nacional como internacional de la calidad de los centros que lo obtengan.

El modelo de evaluación para centros bilingües consiste en un cuestionario que fija unos estándares que aseguran que el centro que los supere ofrece un programa de enseñanza bilingüe de calidad.

 

La herramienta de autoevaluación: Validación y Pilotaje

La obtención del Sello de Calidad para Centros Bilingües se basa en una herramienta de autoevaluación consistente inicialmente en un cuestionario de 250 items.

Tras un proceso de validación de todos los ítems, en el que han participado un total de 30 expertos en enseñanza bilingüe y en enseñanza de idiomas, directores y docentes tanto de educación primaria como de educación secundaria el cuestionario ha quedado configurado por 194 items.

Se ha procedido a realizar un piloto de la herramienta de autoevaluación con el fin de comprobar su correcto funcionamiento y de realizar los ajustes necesarios. Para ello se han seleccionado seis centros educativos, dos públicos, dos concertados y dos privados, siendo tres de educación primaria y tres de educación secundaria.

 

Objetivo

Fijar unos estándares que aseguren una oferta educativa que se ajuste a unos requisitos, a unos procedimientos y a unos resultados que garanticen que un centro cumple con un determinado nivel de calidad.

La posesión del Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe certifica que los parámetros, las actuaciones, los procedimientos que sigue un centro, en definitiva las enseñanzas bilingües que ofrece, se ajustan a unos niveles estándar de calidad y proporciona

  • reconocimiento y premio al centro educativo por el trabajo que realiza
  • confirmación de la calidad de las enseñanzas bilingües que imparte
  • satisfacción y seguridad a los padres
  • punto de partida hacia la excelencia

El Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe constituye un distintivo de calidad que certifica al centro poseedor que éste cumple con unos elevados estándares de calidad.

 

Modalidades de sello de calidad bilingüe:

Las modalidades del Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe se establecen en función de la puntuación obtenida en la evaluación de la siguiente manera:

  • Entre 400 y 499 puntos:      Sello de calidad: Centro Bilingüe
  • Más de 500 puntos:             Sello de calidad: Centro Bilingüe con Mención

El sello de calidad bilingüe se concede para un período de dos años al final de los cuales el centro poseedor del mismo puede renovarlo y obtener un nivel de excelencia superior.

La no renovación supondrá la pérdida de su posesión.

El centro que obtenga el sello de Calidad puede aspirar a la Mención. Para ello contará con un sistema de autoevaluación que le guiará en su toma de decisiones.

 

Requisitos de participación

Teniendo en cuenta la diversidad de modelos y programas bilingües existentes en nuestro país, es preciso definir los requisitos mínimos exigibles a cualquier centro educativo que aspire al Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe.

Puede optar al sello de calidad cualquier centro que cumpla lo siguiente:

  • Ser centro bilingüeCentro que imparte enseñanzas en dos lenguas. Un centro se considera bilingüe cuando en el mismo se imparte como mínimo un tercio de las enseñanzas curriculares en una segunda lengua.
  • Impartir enseñanzas bilingüesEnseñanzas mediante el aprendizaje integrado de contenidos y lengua (enfoque AICOLE/AICLE/CLIL)
  • Contar con maestros y profesores con adecuada formación lingüísticaAunque el nivel lingüístico exigido en muchas regiones españolas se limita al nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, la impartición de enseñanzas bilingües requiere un dominio elevado de la lengua de instrucción.
  • Disponer de auxiliares de conversaciónJóvenes nativos que contribuyen al desarrollo de las enseñanzas bilingües apoyando a los docentes y aportando su lengua y su cultura.
  • Realizar pruebas externas de nivel de competencia lingüística de los alumnosNivel lingüístico de las cuatro destrezas de acuerdo con el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas en los niveles A1, A2, B1, B2, C1..

 

Cuestionario

El Modelo diseñado por la Asociación Enseñanza Bilingüe es un instrumento que permite evaluar cualquier programa de enseñanza bilingüe en su totalidad. El cuestionario para la obtención del Sello de Calidad de Enseñanza Bilingüe contempla el análisis de 10 áreas que han sido identificadas como sensibles para la mejora de los programas.

 

Áreas de evaluación

  1. Centro
  2. Programa
  3. Metodología
  4. Enseñanzas
  5. Formación del profesorado
  6. Recursos
  7. Auxiliares de conversación
  8. Nivel lingüístico y habilitación
  9. Evaluación
  10. Actividades